¿Cómo hacer una poesía?
Guía inicial


El armado de una poesía se logra de muchas formas. Esta guía pretende enseñarte lo básico para empezar a realizar tus propias obras.

Partes de una poesía:

1) Verso: El verso es cada “oración” dentro de la estrofa. Determinada cantidad de versos conforman una estrofa y estas a su vez, la poesía.

Los versos pueden rimar de tres formas distintas:

Consonante: Cuando se repiten todos los sonidos (vocales y consonantes) desde la última vocal acentuada (con acento prosódico).

Ejemplos:

Cielo – Anzuelo – Anhelo
Ion – Revisión – Son
Pálida - Escuálida

Asonante: Cuando sólo se repiten los sonidos de las vocales a partir de la primera vocal acentuada (con acento prosódico).

Ejemplos:

Flácido – Mágico – Tácito
Agua – Rápida – Plácida
Mueran – Aconsejan – Cosecha

Rima Blanca: Estas rimas no tienen reglas que indiquen cómo deben sonar, en otras palabras, el autor puede combinar versos y estrofas como desee sin la necesidad de que posean una rima consonante o asonante ni que sus versos o estrofas sean uniformes.

Ejemplo:

“Me ha dejado tu muerte un sabor agridulce
que en muchísimo tiempo no se irá de mi boca
un sabor machacado de retama y de fuera
revuelto con panales de la miel de tu Alcarria”

Tu verbo fácil, tan hondo y castellano
que cuando comenzabas a hablar de cualquier cosa
saltaban las palabras, precisas, escogidas,
con un sonido alegre de tallados cristales”



2) Estrofa: Es un conjunto de versos acoplados que deben colocarse con cadencia en una poesía. Una poesía puede poseer una estrofa (monoestrófico) o varias (poliestrófico), generalmente se separan entre ellas por un espacio en blanco y su estructura varía ampliamente.

Estructura de las estrofas:


Con rima consonante:


Pareado: Son estrofas compuestas por dos versos de rima consonante.

Ejemplos:

La primavera ha venido,
nadie saber cómo ha sido


Yo vi sobre un tornillo,
quejarse a un pajarillo

Tercetillo: Estrofas compuestas por tres versos de rima consonante

Ejemplos:

Aquí yace un contador
que jamás erró a una cuenta
tan sólo a su favor.

Granada, Granada
de tu poderío
ya no queda nada

En todos los casos, las que riman son el primer y el último verso.

Cuarteta: Estrofas compuestas por cuatro versos de rima consonante, en donde rima el primer verso con el tercero y el segundo con el cuerto.

Ejemplos:

En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día
ya no siento el corazón

Sombra, triste compañera
inútil, dócil y muda,
que me sigues donde quiera,
pertinaz, como la duda.

Redondilla: Idéntica a la cuarteta, pero cambia la combinación de versos que riman. En este caso el primero rima con el cuarto y el segundo con el tercero.

Ejemplos:

Jura Don Juan por su vida
que nunca suena en su casa
y es que sin cenar se pasa
cuando otro no le convida.

Te habrán dicho los espejos
que son tus labios muy rojos
que son muy negros tus ojos
que fuego son tus reflejos

Quintilla: Estrofa de cinco versos de rima consonante. La combinación sin embargo no puede poseer tres rimas juntas, ni puede terminar en pareado (dos rimas juntas). Así, lo más común es que el verso primero rime con el tercero y el quinto, mas puede también suceder que comience en pareado (dos rimas juntas) y proseguir como un tercetillo. Hay varias combinaciones posibles. En este último caso, rimarían la primera con la segunda y la tercera con la quinta. Mientras se respeten las dos reglas impuestas arriba, el autor puede combinar libremente. (Los ejemplos

Ejemplos:

Oficio noble y bizarro
de entre todos el primero
porque en el arte del barro
Dios fue el primer alfarero
y el hombre el primer cacharro

(Verso 1, 3 y 5 riman; verso 2 y 4 riman)

Hoy que con los hombres voy
viendo a Jesús padecer,
interrogándome estoy;
¿Somos aquellos hombres de hoy
aquellos niños de ayer?

(El primero rima con el tercero y cuarto; segundo con el quinto)

Cuando pasa el Nazareno
de la túnica morada,
con la frente ensangrentada,
la mirada del Dios bueno
y la soga al cuello echada.

(Primera rima con cuarta, luego hay un pareado donde riman la segunda y la tercera y finalmente también riman con la quinta).

Arriba se vieron tres ejemplos distintos de combinaciones, depende del autor.

Sextilla: Estrofas de seis versos de rima consonante. Las combinaciones de rima pueden ser las que el autor desee, por lo que se puede conseguir, entre otros:

Alternada
Pareado+Pareado+Pareado
Tercetillo+Tercetillo
Pareado+Redondilla (inversa también)
Pareado+cuarteta (inversa también)

Ejemplos:

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
e consumir.

He admirado el hormigueo
cuando henchían su granero
las innúmeras hormigas.
He observado su tarea
bajo el fuego caldea
la estación de las espigas.

Octavilla: Estrofa de ocho versos de rima consonante que a veces puede tener entrelazadas dos cuartetas, dos redondillas o una cuarteta y una redondilla.

Ejemplos:
Con diez cañones por banda
viento en popa a toda vela
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergatín.
Bajel pirata que llaman
por su bravura “El Temido”
de todo el mar conocido,
del uno al otro confín.

(Nótese que en realidad son dos estructuras iguales de 4 versos, unidas en una octavilla: Primer verso terminado en una palabra con determinado sonido (en este caso el sonido de la “a”), seguido por un pareado y terminado con un verso terminado en una palabra, que a su vez termina con la sílaba “tín”. Luego se repite la estructura para la segunda parte).

La mayor culta que haber
pueda ningún amador
es membrarse del placer
en el tiempo del dolor;
e ya sea que el ardor
del fuego nos atormenta,
mayor dolor nos aumenta
esta tristeza y largor.

(Los primeros cuatro versos son alternados, seguidos luego por una redondilla)

De rima asonante:

Soleá: Idéntico al tercetillo pero cambia en su rima, que es asonante.

Ejemplos:

Despacito y buena letra
el hacer las cosas bien
importa más que el hacerlas.

Primavera vino;
violetas moradas,
almendros floridos.

¡Qué difícil es
cuando todo baja
no bajar también!

Copla: Estrofa de 4 versos de rima asonante.

Ejemplos:

Hasta que el pueblo las canta
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo
ya nadie sabe su autor.

La culpa fue de tu madre
por dejar la puerta abierta,
y yo por meterme dentro
y tú por estarte quieta.

Seguidilla: Estrofa de rima asonante con 4 versos o 7 (seguidilla compuesta).

Ejemplos:

Un pajarito alegre
picó tu boca
creyendo que tus labios
eran dos rosas.

Horas de alegría
son las que se van…
mientras que las de pena duran
una eternidad.

Una fiesta se hace
con tres persona:
una baila, otra canta,
y la otra toca.
Ya me olvidaba
de los que dicen “¡ole!”
y tocan palmas.

Romance: Composición menos dificultosa, sucesión indefinida de rimas asonantes de los versos pares, en donde los impares quedan libres. La mínima cantidad de versos es de 4.

Ejemplo:

Río Duero, río Duero,
nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.
Indiferente o cobarde,
la ciudad vuelve la espalda.
No quiere ver en tu espejo,
su muralla desdentada.
Tú, viejo Duero, sonríes
entre tus barbas de plata,
moliendo con tus romances
las cosechas mal logradas.
[…]

(Las sílabas pares poseen la misma rima. Mientras las impares no se relacionan y permanecen sueltas.)


Guía escrita por Barbak